El perdón puede ser un regalo para el que lo recibe…
 pero ciertamente transforma la vida del que lo da.  

 

 

 

 Hoy los invito a perdonar a alguien.

 

1. Escríbale una carta a esa persona (no necesitas mandársela)


2. Reconoce lo que hayas ganado de esa relación (si es que hubo algo) 


3.Exprésale tu intención de perdonar.


4. Visualiza a esa persona siendo bendecida por tu regalo de perdonarla/o.


5. Ahora siente como te liberas de esa atadura y te sientes más tranquila y más feliz.

¿Y qué tal perdonarte a ti misma?

Con amor
Margarita